Necesito divorciarme pero no tengo un abogado de confianza:

Muchas personas afirman: Necesito divorciarme pero no tengo un abogado de confianza y no se por dónde empezar.

Un divorcio puede suponer la incertidumbre de no saber qué hacer ni con quien hablar.

En primer lugar lo correcto es hablar con el otro cónyuge y con el abogado de confianza.

El trato debería de ser el más correcto, sincero, claro y respetuoso con el otro miembro de la pareja si se trata de una ruptura unilateral decidida por uno de los esposos e impuesta correlativamente el otro.

En otros casos ambos cónyuges llegan a la conclusión de que necesitan separar las vidas y en ese caso la prioridad es mantener el trato cordial y tratar de buscar un abogado que sea de la confianza de ambos esposos.

Cuando una persona afirma que necesita divorciarse pero no tiene un abogado de confianza la tarea será buscar al abogado que cada persona necesita:

  • Abogados experto en la materia, matrimonialista.
  • Abogados que busquen el acercamiento y acuerdo de los cónyuges.
  • Abogados que sean de la confianza de ambos esposos para tratar de unificar el asesoramiento.
Divorciarme por dónde empezar si no tengo abogado

Necesito divorciarme y encontrar un buen abogado para divorcio:

Necesito divorciarme y encontrar a un buen abogado para el divorcio.

Un buen abogado no será aquel que tiene mejor página web o mejor despacho.

Sí que será mejor opción aquel que esté mejor situado en relación a nuestro lugar de residencia.

Sí que será mejor aquel que nos de confianza para poder contar todas nuestras dudas jurídicas.

Encontrar un buen abogado para el divorcio no es difícil pues en el sector la inmensa mayoría de los profesionales son profesionales y están capacitados para ayudarnos.

Es muy importante poder tener las prioridades claras y para el caso de que existan dudas, contactar con varios para poder conocer a varios y en definitiva contratar al que más confianza nos dé.

Hay que tener en cuenta que no será mejor el abogado que nos diga lo que queremos oír sino el que nos de el correcto asesoramiento y en ocasiones tenemos que estar predispuestos a ceder y entender que además de derechos tenernos obligaciones.

Además, en derecho de familia se deben de compensar y compatibilizar los derechos y obligaciones de ambos cónyuges y en ocasiones no es posible que ambos puedan disfrutar de la plenitud de los mismos pues chocan con los del otro.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *